PALABRA CLAVE: FLEXIBILIDAD

septiembre 8, 2020
Comparte este artículo en:

Entrevista por Juan de Althaus.

Con el fin de evaluar cómo la comunidad casagrandina ha logrado adaptarse a las exigencias y retos de la pandemia, se entrevistó a Tina Zerega, quien es vicerrectora y docente de la Universidad Casa Grande (UCG) y Ph. D. (c) en Teoría Crítica del Instituto de Estudios Críticos 17.

¿Cómo aprecias en la UCG esta intrusión forzada, por la pandemia, de la enseñanza universitaria exclusivamente por medios digitales?

Las universidades estamos cuidando mucho de la expresión “educación en línea”, ya que esta situación se caracteriza más por ser una educación en emergencia. En nuestro caso, este tipo de enseñanza abarca componentes en línea. Pero claro, cada institución podría tener diferentes modelos. La UCG tiene algunos antecedentes que han permitido una migración tal vez menos…

¿Traumática?

Sí, porque la universidad fue de las primeras que utilizó plataformas virtuales como Moodle desde hace más de una década. Por otro lado, es la primera institución en el Ecuador con una maestría de tecnología educativa y otros programas de posgrado semipresenciales.

La universidad elaboró una malla nueva desde el año pasado que implica el uso del 25% de las horas en plataformas virtuales. El año que viene, la UCG planificó ofertar programas 100% en línea, entonces estábamos ya desarrollando el proyecto de infraestructura tecnológica y empezando las capacitaciones a un grupo de docentes. Estas labores ayudaron a que la migración fuera muy acelerada, pero menos traumática que en otras instituciones donde lo virtual era absolutamente desconocido. Otra ventaja que tiene la UCG es que somos educadores, entonces, no se piensa en la tecnología por la tecnología, sino dentro de un modelo pedagógico.

Pero claro, esta migración al comienzo fue difícil, participó gente de varias áreas. El reto era crear también confianza, lo cual el departamento de Comunicación manejó eficazmente.

¿Cuál es el modelo pedagógico de la UCG?

Es como una suerte de horizonte de sentido para la institución, que sigue siendo constructivista, que implica interacción, trabajo colaborativo, trabajo por proyectos o desempeño auténtico, es decir, que están vinculados a usos reales. Y, las tecnologías apoyan este modelo.

La falta de presencialidad, ¿afecta el modelo?

Cuando uno opta por la educación en línea, hay unos requisitos que deben cumplirse como institución y como alumno. Es una educación distinta a la presencial. Entonces, afecta en la medida que necesita de otro estudiante y de otro docente.

Somos una institución donde el cuerpo es parte del modelo. El cuerpo tiene que ver con las emociones, con el juego, el humor. Hay toda una serie de dinámicas pedagógicas en las cuales el cuerpo está presente en términos de lo lúdico.

En la emergencia, lo más difícil de trasladar del modelo son las experiencias de aprendizaje que solo se viven por unos cuerpos que están aprendiendo juntos, un Caso, por ejemplo, en el cual los estudiantes se amanecen compartiendo en la casa de uno de ellos, porque tienen que terminar un brief.

Estamos ajustándonos a la situación con la palabra clave que acompaña a este modelo de emergencia, que es “flexibilidad” en los contenidos, tanto para los estudiantes como para los docentes, sobre todo en época de teletrabajo. Igualmente, damos instrumentos de preparación al maestro que implican reglamentaciones, manifiestos, infografías. Como dicen los españoles: “esto es lo que hay”. El cuerpo está ahí también, pero a través de solo una pantalla con una imagen y una voz, y creo que esto constituye un reto para que se generen unas dinámicas de transferencia de saber. Tal vez, las palabras escritas también pueden hacer transferencia de saber.

El otro día escuchaba una reunión de psicoanálisis, que es más complicado generar transferencia, y reflexionaba acerca de cómo la voz todavía me molesta en la teleeducación, porque se deforma. Cuando no siempre ves una imagen en una transmisión virtual, solo tienes un nombre sin rostro.

Supongo que también depende de cada uno e implica un saber hacer con eso, tomando cierta distancia…

Claro. Ahora hay que lidiar con todo el malestar educativo, al que se le suma el malestar tecnológico, puesto que los docentes y estudiantes no pueden tener pleno control del internet en la clase. Y tampoco de la pandemia, puede haber rebrotes y la crisis económica pone ansiosos a todos. Como tú dices, quizá solo nos queda saber qué hacer con eso y no caer en la utopía educativa. Creo que es un reto para nuestra universidad al ser muy pedagógica.

Por lo menos sirve también para calmar un poco la angustia. En el caso de un estudiante aislado, una clase virtual ya significa algún vínculo social.

Claro. La universidad acaba de hacer su evaluación sobre estas primeras semanas de clases y las respuestas son interesantes. Tanto tecnológica como pedagógicamente, la evaluación ha sido buena, sin ser perfecta. Los estudiantes son puntuales, cosa que nunca ha pasado en una clase a las 7 a. m.

Pero, como tú dices, quizás el estudiante también está viendo esto como un espacio para encarar la pandemia, pensando: “En estas horas voy a aprender algo, alguien me está dedicando un tiempo y puedo hablar de otra cosa”. Además, dicen que esta modalidad virtual es exigente, que no la imaginaban así; y, en realidad, representa más trabajo para el docente.

A lo largo de este tiempo, tenemos evidencias que nos ha ido bastante bien, aunque hay que ser cautelosos con nuestras proyecciones a mediano y largo plazo. La unidad de titulación tuvo que replantearse en línea de la noche a la mañana, pero además tenemos un Puerto Naranja, una Ciudad Verde que aún estamos rediseñando.

En medio de todo, aunque la pandemia es una desgracia, no es una guerra, porque puedes estar en tu casa estudiando sin que te caiga una bomba. Los seres humanos hemos vivido tragedias que deben haber sido mucho más complejas de manejar.

Comparte este artículo en:

REVISA NUESTRA REVISTA COMPLETA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

SIGUE NUESTRAS REDES

Inicio | Políticas de Privacidad | Contacto y Direcciones

Frente a la puerta 6 del C.C. Albán Borja.
(+593-4) 220-2180 (+593-4) 372-6250.
Guayaquil – Ecuador

MIEMBRO DE:

                                                                    

                

                                           

Nueva edición del CIICS

El Congreso Internacional se desarrollará de manera online Los días 25, 26 y 27 de agosto, se llevará a cabo el...

Concurso de becas

Máster Challenge ya tiene a sus ganadores El miércoles 26 de agosto, la Facultad de Posgrados premió a los ganadores...

Capacitaciones gratuitas

Estudiante profesionalizantes de Talento Humano organizaron las capacitaciones En 5 días, los estudiantes...

Estudiantes capacitaron docentes

Beneficiaron a profesores de Isla Isabella, en Galápagos Los estudiantes de tercer año de la Carrera de Gestión de...

Historia con canas

Estudiantes entrevistaron a adultos mayores para conocer sus experiencias laborales Con el objetivo de generar la...

Documentales de la pandemia

Estudiantes de periodismo muestran la realidad que se vivió durante la pandemia Los estudiantes de periodismo, dentro...

Reconocimiento a casagrandinas

Tres exalumnas fueron elegidas como Woman to Watch 2020 Margarita Puig, Carolina Koenig y Cecilia Solá tienen varias...

Capacitaciones a la Comunidad

Estudiantes de Educación ofrecieron charlas sobre trastornos del neurodesarrollo “Cuando ingresamos al formulario de...

Reconocimiento a casagrandinas

Tres exalumnas fueron elegidas como Woman to Watch 2020 Margarita Puig, Carolina Koenig y Cecilia Solá tienen varias...

Exalumna ganó beca

Obtuvo la 2020 Global Korea Scholarship, para estudiar su maestría Gabriela Romero, graduada de la carrera de Diseño...

Graduada ganó beca

Cursará sus estudios en universidades de España y Polonia Paula Nimbriotis, graduada de la carrera de Ciencias...

Capacitaciones gratuitas

Estudiante profesionalizantes de Talento Humano organizaron las capacitaciones En 5 días, los estudiantes...

Concurso de becas

Máster Challenge ya tiene a sus ganadores El miércoles 26 de agosto, la Facultad de Posgrados premió a los ganadores...